Un cortafuegos es una barrera tecnológica diseñada para impedir las comunicaciones no autorizadas o no deseadas entre dos ordenadores o servidores que se encuentran en redes diferentes.