Tu iPhone, pero también tu coche y muchos otros dispositivos conectados te rastrean. Antes un lujo, ahora un defecto conectado, vivimos en un mundo en el que las empresas y los gobiernos pueden saber dónde estamos en todo momento y dónde hemos estado, siempre que permitamos la recogida y el acceso a esos datos.

Rastreo sin tu conocimiento

Las empresas de telecomunicaciones y los fabricantes de teléfonos inteligentes siguen afirmando que no hay riesgo para la privacidad, pero ¿es esto realmente cierto?

Como medida de seguridad, la mayoría de los datos de geolocalización se anonimizan antes de ser guardados o vendidos, pero los investigadores de datos y privacidad han demostrado que esto puede no ser suficiente: los datos de geolocalización pueden parecer inofensivos, pero basta con que un algoritmo combine patrones de reconocimiento y los asocie con información de identificación personal para que se pueda encontrar al propietario de los datos.

Desactivar la geolocalización en el iPhone

Configuración de la geolocalización en el iPhone

Los pasos son similares para todos los dispositivos iPhone.

Para desactivar la geolocalización en los dispositivos iPhone haga lo siguiente:

En primer lugar, abre los Ajustes tocando el icono gris del engranaje en la pantalla de inicio.
En Ajustes, selecciona "Privacidad".
En "Privacidad", toca "Servicios de localización".
En "Servicios de localización", toca el interruptor junto a "Servicios de localización" para desactivarlo.

En cuanto pulses el interruptor, verás una advertencia emergente. Te recuerda que los Servicios de Localización pueden activarse de forma remota si tu iPhone se pone en Modo Perdido mediante el servicio Buscar mi iPhone. Toca “Desactivar”.

Otro punto a mencionar

Ten en cuenta que el rastreo también puede realizarse fácilmente a través de tu red móvil o conexión wi-fi.

Comparte esta entrada

Deja una respuesta