El cifrado permite ocultar la información para que no pueda ser leída sin conocimientos especiales (como una contraseña).